miércoles, 1 de junio de 2011

Funeral de Diana de Gales

Aunque inicialmente la Familia Real era reacia a darle a Diana un funeral de Estado, las muestras de afecto y dolor por parte del pueblo británico obligaron a Buckingham a tomar una decisión al respecto. Su protocolo es muy estricto y los funerales con exequias de Estado están reservados a miembros de la Casa Real con rangos de Alteza Real y a relevantes gobernantes del país, como Churchill, de modo que, como no existía en su protocolo referencia alguna de una Princesa del Reino Unido divorciada y madre del segundo y tercero al Trono, hubo que acuñar un nuevo término para las honras fúnebres de Diana: "Un entierro único para una persona única". Así lo definió un portavoz de la Familia Real más de 24 horas después del accidente. Reino Unido y media Europa se paralizaron para ver en directo o por televisión el Funeral de la ex-mujer de Carlos de Inglaterra y madre del Príncipe Guillermo. El féretro, siempre cerrado y cubierto de flores, fue trasladado en procesión sobre un carruaje arrastrado por cuatro caballos negros hasta la Abadía de Westminster. Tras él fueron el Príncipe Felipe de Edimburgo, el Príncipe Carlos y los hijos de la Princesa fallecida: Guillermo y Enrique. Dos millones de personas acompañaron además la comitiva por las calles de Londres.
Finalizado el Funeral el féretro fue trasladado por carretera hasta la capilla de Santa María en Great Brington, a dos kilómetros de Althorp House, la mansión donde creció Diana. El cuerpo fue inhumado como los del resto de miembros fallecidos de la familia Spencer en una ceremonia estrictamente familiar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada